Una exclusiva tecnología patentada por Base Protection, que permite reducir el grosor del piso, la parte más pesada y rígida de la suela, obteniendo valores nunca logrados anteriormente en el mercado. Resultado: mayor elasticidad y un elevado efecto amortiguador.